Ir al contenido principal

"El compromiso es un acto, no una palabra"

Esta frase de Jean-Paul Sartre resume a la perfección el perfil del autor que tuvimos el honor de recibir ayer en la Biblioteca José Saramago, Rafael Trujillo Navas, quien vino a presentarnos su última obra, Tacones Divinos y cuyos beneficios irán a parar a colectivos necesitados.



Marisa Cercas fue la encargada de introducirnos en el universo del polifacético Rafael Trujillo y contarnos, por la traslación de palabras a imágenes, cuán cinematográfico es Tacones Divinos. Algo que confirmó el propio Trujillo al expresarnos la importancia de la fotografía y la pintura para él. Jean-Paul Sartre, Albert Camus, Martin Heidegger y Miguel de Unamuno son sus mayores influencias e incluso cuenta como ha sido comparado con Unamuno por los críticos. Los 23 relatos de "Tacones Divinos" están llenos de sexo, humor negro y fatalidad, tan propia del Existencialismo que tanto ha influido en el autor.

Marisa Cercas y Rafael Trujillo Navas


Rafael Trujillo dialogando con los asistentes

 La tarde poco a poco derivó en un diálogo de altura entre los asistentes y el propio Trujillo en el que de nuevo el Existencialismo, la Psicología, la Pintura, la Fotografía o la Antropología tuvieron un gran protagonismo. Algún invitado confesó la identificación que había tenido en alguno de los relatos con sus propia vida y fue enriquecido por algunas anécdotas contadas por Rafael Trujillo sobre otras personas a las que le había sucedido lo mismo. Finalmente quedó evidenciado, entre los que no habíamos leído aún el libro, la expectación que nos generaba.

Firmando ejemplares
Portada de "Tacones Divinos"


Comentarios